Rafael Guillén: poesía tan honda



Los taxis están hechos con materia

de soledad, de presurosos besos,

de palabras sin terminar, de rápidos

adioses, de cabezas que se vuelven

como pidiendo auxilio. Cada taxi

va tejiendo y tejiendo su capullo

de seda por las calles, va encerrando

su mariposa entre los hilos tensos

de la ciudad que gime y que lo envuelve.


(Imagen: fotografía de William Eggleston) (Texto: fragmento de Rafael Guillén)

Comentarios