El verano es (también) tiempo de lecturas

 


"Sol de la mañana", Harold Knight

El verano es un paréntesis y el tiempo se estira, anochece tarde, amanece con una luz resplandeciente, toda la vida tiene un pálpito de serenidad que nos sirve para que el aburrimiento genere ideas, para que las cosas reverberen. 

Leer en verano es más que un rito, es una posibilidad que nos ofrece horas y palabras. De modo que en este blog lleno de libros no pueden faltar algunas lecturas que quizá el verano pueda traerte para disfrutarlas. Con el único criterio del gusto de quien esto escribe. Una novela policíaca japonesa, un libro sobre 1922 y Joyce, cuentos de Edna O'Brien, las novedades de mayo y junio que han sido más apreciadas por su intensidad, un clásico de Edith Wharton, autoras casi desconocidas y Jane Austen, en este caso, con "Persuasión", una novela crepuscular que merece la pena conocer y degustar despacio. Diez libros. 

¡Buena lectura!






Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

Historia de un narcisista: incapaz de amar

Los tres golpes de Tomás de Perrate

"Diario de una soledad" de May Sarton

Leyendo a Alberti, con un cuadro de Sisley