"Tully": cuando no puedes más

 


Charlize Theron es Marlo, la madre cansada, la que no puede más, la que no tiene tiempo para sí misma, la que arrastra sueño un día y otro, la que no tiene sosiego, la que apechuga con la rareza de su hijo, con el embarazo de su tercer hijo, con la comida, la compra, el coche, el trabajo, la directora del colegio, los cumpleaños, la limpieza y el aseo de los niños y de la casa. Con todo, para resumir. Como muchas mujeres que son amas de casa, esposas, madres y trabajadoras, siente que cada día es una cuesta arriba más profunda, que le cuesta más subir. Este tercer embarazo, de sorpresa, es una losa más. Quiere a sus hijos, quiere a su marido, pero no puede más.



Marlo tiene dos hijos, un niño y una niña. El niño tiene problemas aunque no está diagnosticado, solo dicen de él que es un niño "peculiar". Marlo está harta de que lo califiquen así, ha dado vueltas y vueltas por muchos especialistas para que alguien le cuente qué le pasa. Los terapeutas no se ponen de acuerdo y ya no están a su alcance: no hay dinero. Ella hace lo que puede en sus crisis violentas y en sus manías. Ahora está a punto de ser su tercer hijo. Ella tiene cuarenta años y no lo esperaba. Su marido está muy ocupado, apenas tiene tiempo de llevar adelante su trabajo. Por la noche emplea un rato en jugar a la play porque eso lo relaja cuando ya está en la cama. 

Marlo lleva a los niños al colegio, dedica mucho tiempo a hablar con la directora en relación con su hijo, porque parece que no se adapta a ese lugar. Está ahora de baja por maternidad pero, el resto del tiempo, también tiene un trabajo en la calle, recursos humanos o algo así. No tiene tiempo de hacer dietas, ni entrenador personal, ni se cuida ella misma, de modo que engorda treinta kilos y luego no hay un plan personalizado que le devuelva la belleza. No usa maquillaje, no va a la peluquería, no, no, no.



Un día aparece un hada en la vida de Marlo. Se la regala su hermano por unas semanas tras el parto. Es Tully, la niñera nocturna, que se ocupará de todo para que ella descanse por la noche. Entre Tully, tan joven, y Marlo tan cansada, se establecerá un lazo de amistad, cariño y comprensión que hará más llevaderos los días. Y Tully es tan optimista, tiene ideas tan personales y lo hace todo tan bien que quizá las cosas no sean tan terribles como Marlo las ve. Un milagro de los que nunca suceden. Pero está bien mirarlos en el cine. 


(MacKenzie Davies es Tully, la niñera nocturna)

Ficha técnica: 

Tully. 2018. 94 min. Estados Unidos

Dirección: Jason Reitman

GuionDiablo Cody

Música: Rob Simonsen

Fotografía: Eric Steelberg

Reparto:

Charlize Theron, Mackenzie Davis, Ron Livingston, Mark Duplass, Elaine Tan, Asher Miles Fallica, Lia Frankland, Gameela Wright, Tattiawna Jones, Stormy Ent, Maddie Dixon-Poirier, Bella Star Choy, Dominic Good.

Productora: Bron Studios, Right Way Productions, Denver and Delilah Productions, Right of Way Films, West Egg Studios, Creative Wealth Media Finance. Distribuidora: Focus Features

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

Historia de un narcisista: incapaz de amar

Elizabeth Bennet: la emoción inteligente

Moda femenina en la época de Jane Austen

De cómo el señor Darcy rechaza a Elizabeth

La extraordinaria vida de Muriel Spark

El año en que fui Tamara

"De vuelta a casa" de María Sanz

Quien no tiene padrinos...

En septiembre