Jesse Eisenberg: Resistance

 


A mí me gusta mucho Jesse Eisenberg. Considero que es un gran actor. No es físicamente ostentoso ni llamativo y tiene siempre un aire bastante perdido, como si no supiera donde ir. En "Una historia de Brooklyn", de 2005, dirigida por Noah Baumbach, hacía de muchacho hijo de padres separados, que adora a su padre, odia a su madre y no sabe qué hacer con su vida. Con Woody Allen trabajó en dos películas, pero fue en "Café Society" donde su papel quedó más lucido, aunque siempre arrastrando esa indecisión que parece marca de sus personajes. Es un gran actor, en todo caso, un actor invisible a veces y otras veces terriblemente presente. 






En "Resistance", se cuenta la historia, o mejor dicho, una pequeña parte de su historia, del mimo Marcel Marceau, que junto a un grupo de boy scouts se dedicó primero a entretener y luego a salvar a niños judíos, como él también lo era, amenazados por el nazismo. Esa cosa de que el terror se esconde con risas. Una vieja idea que, quizá, está más presente de lo que pensamos. Aquí las escenas de Jesse con los niños tienen el encanto de la inocencia, de la sencillez y de la ocultación. Detrás de todo ello estaba una cruel realidad que ni siquiera podían presentir, pero que existía y bien que lo supieron más tarde. La película es un larguísimo flash back: Ed Harris como el general Patton cuenta a los soldados a su cargo esta historia en una noche de arengas. Basta un relato como este para hacerles entender que hay imposibles que son posibles y hasta lógicos. 

Ficha técnica

Título original: Resistance, 2020. 121 minutos. Reino Unido. 

Dirección y guion: Jonathan Jakubowicz

Música: Angelo Milli

Fotografía: Miguel I. Littin-Menz

Reparto: Jesse Eisenberg, Clémence Poésy, Alicia von Rittberg, Bella Ramsey, Matthias Schweighöfer, Ed Harris, Vica Kerekes, Karl Markovics, Géza Röhrig, Aurélie Bancilhon, Félix Moati, Edgar Ramirez, Karina Beuthe. 

Productora: Coproducción Reino Unido-Estados Unidos-Alemania; Riverstone Pictures, Epicentral Studios, Pantaleon Films, Bliss Media, Vertical Media, Ingenious Media

Algunos detalles de interés

Marcel Mangel, más conocido por Marcel Marceau, fue un actor francés considerado como el mejor mimo del mundo. Apasionado del cine mudo y del teatro Nō japonés, actualizó el arte de la pantomima a través de su personaje Bip, siguiendo la estela de artistas como Charles Chaplin, Buster Keaton, Harold Lloyd o Harry Langdon. Era un payaso vestido con la cara pintada de blanco, una camiseta a rayas y un sombrero raído adornado con una flor roja que simbolizaba la fragilidad de la vida. El nombre del personaje lo cogió prestado del protagonista de Grandes esperanzas, de Charles Dickens, una novela sobre el aprendizaje vital.

Pero más allá de su faceta artística, Marcel Marceau, fue un héroe que desafió el dominio europeo de la Alemania nazi. Se alistó en la resistencia francesa y encabezó un grupo de personas que salvó a centenares de niños judíos de ser llevados a los campos de concentración. Algunas fuentes hablan de más de 400. Así pues, nos encontramos frente a una historia apasionante, inspirada en hechos verídicos, con todos los elementos para crear una película inolvidable.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

"Nudos de vida" de Julien Gracq. Una fascinación sin compromiso.

"La librera de París" de Kerri Maher

Historia de un narcisista: incapaz de amar

Seis libros para leer junto a las buganvillas

Mary Wesley: maliciosa sencillez