"Todas las crónicas" de Clarice Lispector

 

  • Título original: Todas as crônicas
  • Traducido del portugués por:Elena Losada y Teresa Matarranz
  • Editorial:Siruela, Colección:Biblioteca Clarice Lispector 15
  • Foto de cubierta: Pedro Henrique
  • Prólogo de Marina Colasanti
  • Colaboraciones de Pedro Karp Vasquez y Larissa Vaz
  • Edición:1ª, 2021
  • Páginas:624
En este blog: Todos los cuentos

La editorial Siruela lleva años publicando la obra de Clarice Lispector (Tchetchelnik, Ucrania, 1920-Rçio de Janeiro, Brasil, 1977). En esta ocasión se trata de las crónicas periodísticas escritas en diversos medios de comunicación, sobre todo en su medio de cabecera, el Jornal do Brasil, durante los años 1967 a 1973. Quien fue una escritora precoz que publicó en 1944, con veinticuatro años, su primera y celebrada novela Cerca del corazón salvaje, estuvo desde 1940 y durante muchísimos años, escribiendo artículos en prensa. Por eso esta colección de sus crónicas periodísticas que completa la biblioteca que le dedica Siruela. 

En el prólogo, Marina Colasanti cuenta cómo Lispector llegó a la redacción de Caderno B, en 1967, para comenzar a colaborar con ellos. Describe los temas que va a tratar en sus artículos: "relación madre-hijo, rebelión contra la resignación, la búsqueda del yo, la trastienda del pensamiento y la transformación de lo cotidiano en pura metafísica". 

Además, describe cómo se le apareció la escritora, a la que ya conocía aunque no había tratado: "tenía una presencia imponente. Y era consciente del impacto que causaba su extraña belleza". 


Su belleza, de estrella del cine, iba a la par con su exquisito cuidado a la hora de tratar su escritura. No quería nunca que nadie le corrigiera nada y entregaba en la revista los originales para que fueran mecanografiados y publicados. Marina Colasanti pone un curioso ejemplo de esto que explica: "Mi puntuación es mi inspiración" solía decir Lispector. Y nadie le tocaba nunca una sola coma. 

De la intensa cantidad de artículos, de mayor o menor extensión, la mayoría cortos, que forman el libro, hay algunos párrafos que te hacen detenerte aún más, y eso, con ella, es decir mucho, porque se lee siempre su obra como si pasearas con cuidado por un paisaje hermosísimo. Este es el párrafo: "Porque entregarse a pensar es una gran emoción, y solo nos atrevemos a pensar ante alguien cuando la confianza es tan grande que no nos sentimos incómodos al usar, si es necesario, la palabra otro".

Comentarios

Lo más leído

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

Al otro lado de la calle

Los mares de Austen