"Un guiso de lentejas" de Mary Cholmondeley

 


Un guiso de lentejas. Mary Cholmondeley
Título original: Red Pottage
Nocturna Ediciones, 2019
Traducción del inglés: Ricardo García Pérez
Publicación original: 1899

He aquí la historia de dos amigas jóvenes y solteras, que, a pesar de sus diferencias personales y de objetivos entienden que el mantenimiento de esa amistad es prioritario. Ese concepto de amistad indisoluble es uno de los valores del libro. Implica respeto a las ideas y conductas del otro; implica disponibilidad; implica generosa atención, escucha activa. La otra gran cuestión que el libro plantea es la que se refiere a la elección del destino de cada uno, de la vida de cada uno, tal y como desea vivirla y formularla. No es fácil esa elección, porque la mayoría de las veces no se sabe lo que uno quiere hasta que, quizá ya es demasiado tarde para elegir, o porque hay metas que parecen lejísimas e, incluso, imposibles de conseguir. No solo porque implican esfuerzos personales sino porque la sociedad te pone trabas. No hay que tener miedo sino a tus propios límites, nos quiere decir el libro. Y decirlo en 1899 tiene mucho mérito. 

La novela tiene tono satírico y este equilibra un poco la profundidad del análisis psicológico y la crítica social que realiza. El papel de las mujeres se pone en cuestión desde la propia experiencia de la autora, que escribió con pseudónimo sus tres primeras obras y solo firmó con su nombre a partir de la cuarta. Su vida personal tampoco estuvo muy orientada al trabajo profesional, ya que cuidó a su madre durante treinta años y el resto del tiempo lo dedicó a la escritura. Fue precisamente esta novela, Un guiso de lentejas, la que obtuvo una gran acogida y le permitió cierto contacto con el mundo literario, en primer lugar por su amistad con Henry James y, en segundo lugar, por intermediación de su tío Reginald Cholmondeley, que era amigo del escritor americano Mark Twain. Ella había tenido ocasión, no obstante, de formarse en su propia casa, como hija de vicario que era. 

Las protagonistas del libro son Rachel West y Hester Gresley. Esta última es escritora y ha publicado ya un libro de éxito. Está ahora inmersa en su segunda obra, la que debe consagrarla y afirmar su profesión. Una serie de circunstancias familiares la han llevado a vivir con su hermano, que es vicario, y su cuñada. Esta no será una convivencia agradable porque nunca lo es la dependencia. En cuanto a Rachel West, ha elegido el camino del matrimonio y tiene pretendientes donde elegir. Su posición le permite hacerlo, pero entrará de lleno en un absurdo triángulo amoroso, nada conveniente, que la llevará a trastocar su vida de un modo muy desagradable. Las dos amigas mantienen esa amistad, se apoyan, se entienden y se complementan, aunque sus ambientes son diferentes y también sus deseos y metas. 

Reseña de la autora: 
Mary Cholmondeley Hodnet, Shropshire, 1859-1925. Comenzó a publicar en 1886 y publicó su último libro, su autobiografía, Under One Roff, en 1817. Solamente dos de sus obras han sido publicadas en español, The Pitfall (1902), Un inconveniente, traducido por Israel Centeno, postfacio de Marta Sanz, editorial Periférica, Cáceres, 2011. La segunda de ellas es la que es objeto de esta entrada, Un guiso de lentejas

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

"Recado original" de María Sanz

Verde Tamara

"Lady Ludlow" de Elizabeth Gaskell

"Papá se ha ido de caza" de Penelope Mortimer

Karen Radkai: toda mujer necesita un sombrero

Mujeres en blanco y negro

El Concurso de Granada en su contexto cultural

"Mirarse de frente" de Vivian Gornick

Anthony Hopkins es el padre