"Luz de febrero" de Elizabeth Strout



¡Qué gran escritora es Elizabeth Strout!

Creo que he leído todos sus libros traducidos al español, que son prácticamente los que ha escrito. Amy e Isabelle, Me llamo Lucy Barton, Olive Kitteridge, Los hermanos Burgess, Todo es posible..Todos ellos tienen reseña en este blog y puedes leerlas entrando en el propio enlace. 

Ahora llega "Luz de febrero" una continuación de la  historia de Olive, que vuelve a traer el personaje huraño de la profesora de matemáticas, ya jubilada. Dice Strout que tuvo que hacer esa especie de segunda parte porque el propio personaje se lo pidió. Así ocurren las cosas. Esta es una historia crepuscular. Sus dos protagonistas, Jack y Olive, están ya jubilados y tienen dentro de sí algunas asignaturas pendientes que no han logrado superar. Ella, la relación con su hijo, que es fría y distante. Ni siquiera se siente involucrada con respecto a sus nietos. Él lleva mal la soledad y el hecho de que su vigor y su fuerza, sus múltiples ocupaciones como profesor universitario, se hayan convertido en vacío y en debilidad. Ninguno parece aceptarse tal como es pero lo cierto es que logran encontrar un punto de unión que puede convertirse en la salvación de ambos. 

De entre todos los libros de Elizabeth Strout este es el más desesperanzado y también el más realista. Se describen acontecimientos nimios de estas personas, incluso algunos desagradables, porque, parece decir, el paso del tiempo no perdona a nadie y convierte la poesía en drama o en tragedia. Una tragedia con tintes de humor en ocasiones, una tragedia bufa, pero tragedia al fin y al cabo. 




(Fotos: Elizabeth Strout y portada del libro)

Luz de febrero. Elizabeth Strout. Duomo Nefelibata. 2021. Traducción de Juanjo Estrella González. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

"Cuarteto de otoño" de Barbara Pym

"Todo lo que perdí: por lo que muero"

La Paqui

Ana, lo que cuenta

Jane Austen y Virginia Woolf

Clubs de lectura: ese territorio tan femenino

Esperaste, paciente, la llegada

"Felicidad" de Mary Lavin

"Aquel día" de Willy Ronis