"Algo temporal" de Hilary Leichter

 


Esta es la primera novela de Hilary Leichter y el tema es muy original. También es muy actual. Lo que pasa cuando uno no tiene un empleo fijo y tiene que ir dando tumbos de un lado para otro. Claro que hay que saber contarlo. No basta con tener la experiencia, hay que fijarse bien y narrarlo. No sabemos cuál ha sido la experiencia laboral de Leichter pero sí que ha escogido un tema con el que mucha gente ha de verse identificada. Son los nuevos mitos de la sociedad del siglo XXI. Nada de largos años al servicio de una misma empresa (que, cuando se le ponen las cosas mal te larga a la calle sin contemplaciones), sino pequeños empleos, cortos, desapasionados, un poco de todo, que engordan el curriculum. He visto algunos de estos currícula de gente sin demasiada suerte que va atrapando de aquí y allá. Y es desalentador. No tener trabajo debe ser lo peor, o una de las peores cosas, que puede pasarle a una persona. Es una especie de anulación civil. Todo el mundo te pregunta qué eres. O, si eres lo suficientemente mayor, qué has sido. Pero no se me ocurre qué puede contestar alguien que ha hecho de limpiadora, secretaria, recepcionista, informática, encargada de hotel, cuidadora de ancianos, monitora de tiempo libre, cocinera y telefonista en una línea erótica. Son empleos que me saco de la manga para ejemplificar algo que es nuestro destino actual: la precariedad. Da igual la titulación que tengas, la precariedad te acecha con toda seguridad. Los mayores miran este hecho con alarma y con un sentimiento de "alguna ventaja ha de tener cumplir años". 

La palabra "estabilidad" tiene un raro sabor aquí. Según la protagonista, que habla en primera persona, debe una sentir cuando llega y reconocer, por fin, cuál es el trabajo de tus sueños. Una especie de cosquilleo será la señal de que eso está a punto de ocurrir. Porque, de tanto cambiar, resulta que se olvida qué quieres hacer y por qué. Ni siquiera te lo preguntas ya. 

Esa precariedad y esa variedad de empleos que tiene la protagonista la lleva a disponer también de novios diversos. Cada trabajo es un novio y luego está el formal. Hay muchos tipos de novios y eso lo sobrelleva ella con total tranquilidad y así lo cuenta. Dieciocho novios, nada menos. Y la forma de narrar todo esto ha de tener cierto desenfado, como ocurre con las cosas que, verdaderamente, son difíciles. Ligereza y frivolidad por un lado, complejidad por otro. La gig economy (esa sucesión de un empleo tras otro) hace que la ironía tenga que sobrevolar porque, de lo contrario, todo sería un auténtico drama. Para que la novela marche, esos empleos son a cada cual más absurdo y más cinematográfico. Pero puedes cambiarlos por los que has conocido en la vida real y todo sería exactamente igual. El hecho de que la autora haya escogido el registro humorístico es un valor de la novela. Una novela de tintes sociales que se mezclan con los divertidos y con la peripecia personal para que el problema se presente de la forma más comestible. 

Algo temporal. Hilary Leichter. Editorial Alpha Decay. Traducción de Inga Pellisa. Febrero de 2021. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

"Cuarteto de otoño" de Barbara Pym

"Todo lo que perdí: por lo que muero"

La Paqui

Clubs de lectura: ese territorio tan femenino

Ana, lo que cuenta

"Felicidad" de Mary Lavin

Jane Austen y Virginia Woolf

Esperaste, paciente, la llegada

"Aquel día" de Willy Ronis