Bogart y Hammett: El halcón maltés

 


Detrás de la publicación, en 1930, de la novela negra de Dashiell Hammett "El halcón maltés", está la editora Blanche Knopf, de la editorial del mismo nombre que compartía con su marido, Alfred. Una visionaria de la edición que se dio cuenta del potencial que tenía el escritor cuando leyó sus relatos de la revista Black Mask, lugar emblemático en el que publicó sus cuentos e historias gráficas. Cuando Blanche Knopf dio a Hammett la oportunidad de volver a la revista y publicar sus novelas, él estaba desesperado porque se encontraba, literalmente, sin un centavo, con dos hijas y una mujer a las que mantener y una enfermedad crónica, la tuberculosis, que lo perseguía desde muy joven y que le había obligado a dejar su trabajo de detective en la Agencia Nacional Pinkerton. De modo que Blanche puede considerarse la tabla de salvación de Hammett y su finísimo instinto de editora hizo aquí un asombroso milagro porque, al acogerlo en su revista en buenas condiciones económicas, le permitió sentarse a escribir y poner en pie sus cinco novelas. La primera, "Cosecha Roja" es de febrero de 1929 sobre los conflictos en una ciudad minera imaginaria, Personville, que tenía una mezcla de las reales Anaconda, Butte y Walkerville. El protagonista es el Agente de la Continental, un tipo sin nombre, que aparecía en una gran cantidad de los cuentos y relatos ya escritos y publicados. 

Casi inmediatamente después, en el mismo año, publica otro libro que tenía ya perfilado, "La maldición de los Dain" y comienza a escribir "El halcón maltés". Ahí aparece su gran creación, el detective Sam Spade, una especie de resumen de las mejores virtudes del sabueso inteligente, dotado de carisma, cierta clase de honradez y una intuición poderosa. El hecho de que en el cine fuera representado, en la versión de 1941, la tercera, por Humphrey Bogart, le dio para siempre esa imagen de cara a los lectores. La intuición aquí fue la de John Huston, el director, que se empeñó en rodarla a pesar de que no contaba con la aquiescencia de los directivos de la Warner. La oportunidad de ser el protagonista convirtió a Bogart en un emblema del cine negro, de los hombres herméticos pero con un fondo tierno, y de los diálogos mascullados sobre un fondo de violencia soterrada. El guion lo hizo el propio Huston y no pudo haber encontrado mejor guionista. 

Las dos siguientes y últimas novelas de Hammett fueron "La llave de cristal" de 19331 y "El hombre delgado", de 1934, también llevada al cine y con numerosas secuelas y una serie de televisión. Pero es seguramente "El halcón maltés" el texto en el que Hammett coloca toda su sabiduría de antiguo detective y toda su imaginación al crear a un hombre soñado, casi perfecto, no copiado de la vida real y que inscribió a Sam Spade en el conjunto de los detectives más importantes de la historia de la creación, junto con Auguste Dupin, Sherlock Holmes, Hercules Poirot o Philip Marlowe. 




(Fotogramas de "El halcón maltés" película de 1941, dirigida por John Huston e interpretada, en sus principales papeles, por Humphrey Bogart y Mary Astor)


(Dashiell Hammett)

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

"Recado original" de María Sanz

"Lady Ludlow" de Elizabeth Gaskell

Verde Tamara

"Papá se ha ido de caza" de Penelope Mortimer

Karen Radkai: toda mujer necesita un sombrero

"Mirarse de frente" de Vivian Gornick

El Concurso de Granada en su contexto cultural

Mujeres en blanco y negro

Lillian Bassman: La mujer oblicua