Blanche Knopf: cuando editar es un arte

 


(Blanche Knopf en 1920)

Blanche Knopf nació, en el seno de una familia judía bastante irregular por el origen de sus padres, el 30 de julio de 1894 en Nueva York. Aunque en esa familia no había una especial dedicación al mundo de la cultura, ella amaba algo sobre todas las cosas: los libros. Por eso encontró su alma gemela en Alfred. A. Knopf, al que conoció en una fiesta en 1911 y con quien asumió la tarea de crear una empresa editora, la Alfred A. Knopf Inc., de 1915, que tuvo importancia excepcional en el conocimiento de los autores hispanoamericanos y europeos en los Estados Unidos. Además, tuvo la intuición clara de apoyar a los autores del realismo, de la novela negra que emergía y de la escritura más novedosa y experimental. Entre los autores europeos que publicó están Freud, Camus, Gide, Sartre, De Beauvoir o Thomas Mann. Con respecto a los americanos, ahí están Updike, Willa Cather, Raymond Chandler o Dashiell Hammett, entre otros. 

La valía de sus autores llevó a que muchos de ellos consiguieran el Premio Nobel de Literatura, entre otros premios importantes. El prestigio de los Knopf en la edición fue prácticamente mundial. Toda su peripecia vital y profesional está en la biografía que ha hecho de ella Laura Claridge, en la que destaca su olfato para encontrar buenos escritores y para conocer el gusto del público. En sus muchos viajes tuvo ocasión de tratar directamente con aquellos que todavía no habían dado el salto a la gran edición y de sacarlos del anonimato. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

"Cuarteto de otoño" de Barbara Pym

"Todo lo que perdí: por lo que muero"

La Paqui

Ana, lo que cuenta

Jane Austen y Virginia Woolf

Clubs de lectura: ese territorio tan femenino

Esperaste, paciente, la llegada

"Felicidad" de Mary Lavin

Sigue habiendo azoteas