"No hay entradas" por Antonio Rivero Taravillo


(El diván verde. Sir John Lavery)

El Cameo de Antonio Rivero Taravillo. De escenarios y representaciones. De realidad y sueño y de que las palabras tomen vida. Imagen y palabra tendidas bajo la misma luz. Brilla el poema. Este soneto "inédito y extraño" es una muestra de sus versos. 


Este teatro oscuro en que me represento

solo los días pares, engañando a quien viene

en impares jornadas, el aforo completo,

fugitivo de mí y de mis actores.

 

Este escenario lleno de vacíos que se cuelan,

las butacas repletas de mis ausentes yoes.

Un ciego apuntador va leyendo las líneas

de mi papel que calla cuanto dice.

 

Sobre las tablas sangro en heridas que inflijo

en todos los costados de personajes muertos.

En mis monólogos pacen sus diálogos.

 

Me interpelo en silencios que proclaman los palcos

de comedias que son pavorosas tragedias.

Nunca bajo el telón sino en mis ojos.


(El turbante dorado. Sir John Lavery)


(Retrato de Miss Julia, Sir John Lavery)

Antonio Rivero Taravillo, poeta y traductor, contumaz irlandesista, escribe versos, biografías y novelas, mientras dirige revistas de poesía, inventa cosas por hacer, viaja como viajero y no como turista, y salpica las redes del noble cántico de los poetas viejos. Es autor de ocho poemarios, el último de los cuales es "Svarabhakti". Ha traducido a Pound, Tennyson, Graves, Shakespeare, Marlowe, Milton, Yeats, Hopkins o Keats, así como antologías de poesía norteamericana, irlandesa y escocesa y libros de prosa de O'Brien, Donne, Drabble u O'Flaherty, entre otros. 
Ha escrito las novelas "Los huesos olvidados", "Los fantasmas de Yeats" y "El Ausente", los libros de viajes "Las ciudades del hombre", "Viaje sentimental por Inglaterra" y "Macedonia de rutas", además del ensayo "Los siglos de la luz" y la colección de aforismos "Vilanos por el aire". 
Como biógrafo hay que señalar "Con otro acento. Divagaciones sobre el Cernuda «inglés»"  y "Luis Cernuda. Años españoles (1902-1938)", además de "Cirlot. Ser y no ser de un poeta único". 


Las imágenes son de un pintor irlandés, Sir John Lavery (Belfast, 1856-Kilmoganny 1941) que estuvo adscrito al impresionismo pictórico. Sus mujeres, como algunas de las que aparecen aquí, parecen estar representando una obra de teatro, tal es la languidez, la capacidad de comunicarse con el espectador, y el entorno irreal que las rodea. 

Para conocer mejor a Antonio Rivero Taravillo: http://fuegoconnieve.blogspot.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

"Recado original" de María Sanz

Karen Radkai: toda mujer necesita un sombrero