Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Paco de Lucía. Esa música que nos descubre el paraíso...

Justo el día en el que los niños del colegio van a celebrar el Día de Andalucía, nos llega, temprano, al entrar, la noticia, triste y sorprendente, de que ha muerto Paco de Lucía. Paco, el músico, el flamenco, el gaditano, el universal Paco. En una playa, frente al mar, al otro lado de su mar, que es, al final, el mismo. Si yo nací campesino Si yo nací marinero Porqué me tenéis aquí  Si este aquí yo no lo quiero Los días de celebración, como éste, están llenos de sensaciones. En los colegios se respira un aire diferente. Los padres entran a ver a sus hijos, cómo saltan, bailan o cantan, enmedio del patio, tras ese desayuno que está lleno de las señas de identidad más cercanas a nosotros, pan, azúcar y el aceite de tu añorada tierra de Jaén. Y los niños se esmeran al recitar a Juan Ramón, al cantar las coplas de Carlos Cano y al moverse al compás de la música que Paco quería ahora reivindicar con su obra póstuma que se llamará precisamente así Canciones andaluzas. Estos día

Machado, Sevilla, Baeza...

El día 22 se cumplirán 75 años de la muerte de Antonio Machado. Ocurrió en Colliure, Francia, en el exilio. Corría el año 1939. Él había nacido en 1875 en Sevilla, precisamente en el Palacio de las Dueñas. La historia familiar de Antonio Machado es muy interesante. Su padre, el prestigioso folclorista Antonio Machado y Álvarez "Demófilo" es una figura muy importante para los estudiosos del flamenco. Las raíces trianeras del poeta vienen de ahí. Es verdad que en su vida hubo muchos vaivenes geográficos que lo llevaron a Madrid, Soria, París, Segovia, Baeza, Valencia... Fue autor, junto a su hermano Manuel, de obras de teatro. Escribió artículos en prensa, desde una perspectiva que ponía de manifiesto su honradez intelectual y su compromiso. Su trabajo como catedrático de instituto lo acercó a la tarea docente, a la que se dedicó durante muchos años. Pero, si hablamos de su obra, si la tenemos grabada en nuestra corazón y si queremos que nuestros hijos recuerden el legado qu

Pepi Sánchez

Imagen
Esta mañana he estado viendo, en la Casa de la Provincia, la exposición de Pepi Sánchez. Ella nació en 1929 y murió en 2012. Una artista excepcional. En estado puro. Pintando desde los nueve años. Una dibujante extraordinaria. Y, a juzgar por sus palabras, que, acertadamente acompañan todo el recorrido de la exposición, una mujer valiente, íntegra, capaz, vocacional, inteligente. Lo más curioso de todo es que la exposición está formada por óleos sobre lienzo, óleos sobre tabla y óleos sobre piedras. Sí. Has leído bien. Piedras. Irregulares, simples, grandes, abruptas, extrañas, difíciles, huecas, pequeñas, piedras. En ellas coloca Pepi Sánchez los personajes, las escenas, todas ellas surgidas de su imaginación, porque, como explica, es imposible copiar la realidad en su perfección. Niños, ángeles, madres, flores, columnas, cuevas, bosques, faunos, toda clase de seres pueblan los cuadros y las piedras de forma que, con cada una de sus obras puedes crear un completo universo inexp

"La vida era eso" de Carmen Amorata

Imagen
El libro de Carmen Amoraga, cuyo título aparece en esta entrada, trata de cómo, a través de las redes sociales, una mujer que se ha quedado viuda y con dos hijos, es capaz de encontrar nuevos sentidos a su vida. Y parece que lo logra con las redes sociales, no sé si Twitter,  Facebook o quien sabe. Dice la autora que el libro se basa en un hecho real. No lo sé. No lo he leído y creo que no estoy en condiciones de hacerlo. Sería doloroso. Curiosamente, la tercera entrega de Bridget Jones también presenta a una Bridget que acaba de enviudar del maravilloso Mark Darcy. Es, en este caso, el motivo de su renacimiento, un hombre más joven, bastante más joven que ella el que logra paliar el sufrimiento de la protagonista y la ayuda a remontar. Susan Sarandon dejó a Tim Robbins, doce años menor, por alguien veinte años más joven. Quizá sí me anime a leer el libro de Bridget. Da la impresión de ser más ligero que el otro. Seguramente peor, más insustancial. Pero no estoy ahora para tr