Josefina Aldecoa: una maestra que se ha ido

Mi compañero de Informática José María Raya me alerta por correo electrónico de la muerte de Josefina Aldecoa. Así que, de urgencia, aquí van unas líneas para despedir a alguien a quien deseé fervientemente conocer. La figura de Josefina Aldecoa (Josefina Rodríguez, en realidad) me pareció siempre tan interesante... Compartió su vida con Ignacio Aldecoa, de quien tomó su apellido, y con una serie de escritores que tuvieron un papel relevante en la postguerra española. Ella había nacido en La Robla, provincia de León, en el año 1926. Hace muchos años, a mi casa llegó su libro "Historia de una maestra" y todas las hermanas lo leímos. Curiosamente, el último libro que he leído de ella se llama así "Hermanas". "Historia de una maestra" nos envolvió a todas (a mi madre también, ahora lo recuerdo) en la atmósfera especial que ella creaba en torno a la escuela, a la enseñanza. Cuando ahora hay tanta gente que se dedica a enseñar sin vocación, como la última posibilidad, Josefina Aldecoa representaba el arte de enseñar, la pasión por transmitir a los niños tantas cosas como forman nuestro legado cultural. Pensando en Josefina Aldecoa todavía me parecen menos soportables los profesores y los maestros que defraudan cada día el derecho de los niños a aprender. Y más importantes los otros: los que ponen todo lo que tienen para lograr el milagro del aprendizaje.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

Historia de un narcisista: incapaz de amar

Elizabeth Bennet: la emoción inteligente

Moda femenina en la época de Jane Austen

De cómo el señor Darcy rechaza a Elizabeth

Quien no tiene padrinos...

"De vuelta a casa" de María Sanz

La extraordinaria vida de Muriel Spark

El año en que fui Tamara

En septiembre