Contra la violencia hacia la mujer


Libre te quiero

Libre te quiero,como arroyo que brinca
de peña en peña.Pero no mía.
Grande te quiero,como monte preñado
de primavera.Pero no mía.
Buena te quiero,como pan que no sabe
su masa buena.Pero no mía.
Alta te quiero,como chopo que al cielo
se despereza.Pero no mía.
Blanca te quiero,como flor de azahares
sobre la tierra.Pero no mía.
Pero no mía ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera. Pero no mía.

(Agustín García Calvo)

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

Historia de un narcisista: incapaz de amar

Elizabeth Bennet: la emoción inteligente

Moda femenina en la época de Jane Austen

De cómo el señor Darcy rechaza a Elizabeth

Quien no tiene padrinos...

"De vuelta a casa" de María Sanz

La extraordinaria vida de Muriel Spark

El año en que fui Tamara

En septiembre