Ir al contenido principal

! Que venga Laura Gallego ¡






Una de nuestras alumnas de 1º de ESO, que se llama Blanca, decía el otro día la frase que encabeza esta entrada del blog. ! Que venga Laura Gallego¡

Probablemente sea Laura Gallego la escritora más leída por los niños y, sobre todo, jóvenes, al menos en España. Sus libros conectan con la juventud y están muy bien escritos. Esto último es algo en lo que hay que reparar porque, a veces, los libros que se dedican a los más pequeños y a los adolescentes, tienen una literatura bastante marrullera. Y no es eso, no es eso... Para que esos libros tengan un sentido educativo, además del lúdico, que ya es bastante, es imprescindible que estén bien escritos. Aunque, lo cierto es que los niños y jóvenes son un público exigente que no se conforma con cualquier cosa.

Laura Gallego (Quart de Poblet, Valencia, 1977) tiene una página web que pueda dar muchísima información a todos aquellos alumnos que son seguidores de sus libros. Ella nos cuenta que empezó a escribir a los 11 años y a publicar a los 21. No creáis que es demasiado infrecuente el caso de niños que escriben muy bien desde edad temprana. Son escritores precoces, lo mismo que hay precocidad en otros campos del arte. Un ejemplo muy claro, quizá, es el de la música, y ahí está el genio de Mozart, que desde chiquitito, un párvulo todavía, ya demostraba su ingenio y su talento musical.

En ocasiones, estos jóvenes y niños con talento literario no se atreven a sacar a la luz las cosas que escriben, incluso puede que no le den importancia. Pero así se pierden escritores y deberíamos ser conscientes de que ese es un lujo que no nos podemos permitir. Por eso me parecen tan importantes e interesantes los concursos literarios que convocamos en nuestro Instituto. Así podemos animar a la escritura a estos alumnos con vocación literaria y dar a conocer sus obras.

Laura Gallego cuenta que se presentó a muchos concursos, hasta que consiguió ganar uno de ellos y bien importante, el Concurso Barco de Vapor, de la Editorial SM. El libro que presentó al Concurso y que consiguió el premio fue "Finis Mundi". Otra enseñanza que podemos extraer del conocimiento cercano de esta escritora es su perseverancia: se presentó a varios concursos, a algunos unas cuántas veces, y, aunque no ganaba, ni conseguía premios, siguió intentándolo. Este ejemplo de confianza en sí misma, de absoluta certeza en que ése era su camino, es muy educativo para nuestros alumnos, que suelen desanimarse con demasiada facilidad, acostumbrados como están, la mayoría de ellos, a que las cosas sean más sencillas y asequibles. A pesar de que tendrán que aprender, cuanto antes mejor, que la vida no es sencilla, ni asequible, ni fácil...

Siguiendo con Laura Gallego, la escritora estudió la carrera de Filología Hispánica y está haciendo ahora su tesis doctoral. Hasta este momento ha publicado dieciséis novelas y cinco cuentos, aunque ha escrito muchas más cosas. Ella dice que su libro favorito es "La Historia Interminable" de Michael Ende (se me acaba de ocurrir una bonita entrada de este blog dedicada al libro, que haré próximamente).

En las imágenes que ilustran esta página, podéis ver algunos de sus libros más interesantes, que, por supuesto, os recomendamos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

(Aibileen Clark con la niña a la que cuida, Mae Mobley Leefolt en Criadas y señoras, 2011) Una frase puede valer tanto como un tratado. La mayoría de los que escriben darían oro por una buena frase. Las frases son como las ideas: lo más difícil de hallar, lo más fácil de plagiar y lo más duradero. Una buena frase representa un logro para el que la escribe o pronuncia. Detrás de una buena frase siempre hay una idea valiosa. Y, además, una buena frase te hace pensar en cuestiones que merecen la pena.  La película Criadas y señoras (The Help, 2011, de Tate Taylor) incluye esta frase en boca de la criada negra de la niñita blanca: "Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante" . La criada negra no ha estudiado psicología pero ha criado ella sola a diecisiete niños. Todos ajenos. Todos blancos. Resulta incongruente cómo en esta película ( y supongo que también en la realidad que retrata) las mujeres blancas dejan a sus preciosos hijos blancos en manos de criadas

Hombres solos, hombres solitarios

Presumes que eres la ciencia y yo no lo entiendo así porque siendo tú la ciencia no me has comprendido a mí. (Soleares. Juanito Mojama) ✿✿ En los tiempos del Oeste americano, que tanta literatura ha creado y, sobre todo, tanto cine, los hombres cargaban sobre sus hombres el peso de la valentía. Ser cobarde era un oprobio. Ningún cobarde podía sacar adelante a su familia, ni mantener sus tierras, ni vivir con dignidad. Pareciera que la valentía era la moneda de curso legal. Y, sin embargo, el cine nos cuenta que los valientes o los dignos eran la excepción. Más bien hombres solos, a veces también solitarios, que, llegada la hora de la verdad, se encontraban en la más estricta y descarnada soledad. Los guionistas de los westerns eran, como se ve, grandes conocedores de la naturaleza humana, bastante más que la propia señorita Marple que decía siempre, comparando a la gente que conocía con la de su pueblo natal Saint Mary Mead, que "es la misma en todas partes

"Recado original" de María Sanz

  María Sanz (Sevilla, 1956) acaba de publicar un nuevo libro de poemas. Viene de la mano de Lastura Ediciones, que ha cuidado el envoltorio tanto como María ha cuidado el contenido. Una preciosa portada y su correspondiente marcapáginas, son la carta de presentación de un libro que ha sido trabajado delicadamente y que incluye poemas memorables. Para leer en noviembre, el mes de la poesía, el de las ausencias, las melancolías, las búsquedas.  Los libros de poesía se leen rápidamente y también muy despacio. Después de esa primera lectura transversal que pone sobre la mesa los asuntos, entra el deseo de ahondar, de sentir el ritmo tal y como se ha expresado, de conocer la música de los poemas, de adentrarse en los primeros versos, tan definitivos y en los últimos versos, tan ciertos. Así la intención está en la cita que abre el libro, Machado, sobriedad y lejanía de lo leve. Y en el primero de los poemas, numerados, sin títulos, está ya el verso que anuncia el conjunto: "Ahora sólo