Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Mirad, una librería

Imagen
Los milagros existen si hablamos de libros. Puedes pasear por un gran almacén en busca de nada, haciendo tiempo, mirando cuentos infantiles para recién nacidos (sobre todo si tienes un sobrino llamado David que acaba de cumplir tres meses) y, de pronto, sin previo aviso, ahí está, ahí hay un libro del que no habías oído hablar, de una escritora que no conoces (hay tantos escritores desconocidos que asusta pensar lo difícil que es encontrarlos a todos). Compras el libro, que, además, tiene un tacto muy agradable. Lo llevas a casa y, esa noche, de un tirón, vas y lo lees. Os resumo mi experiencia con el libro "La librería" de Penélope Fitzgerald. Y aquí os escribo lo que cuenta la propia editorial de este libro, Impedimenta: Novela finalista del Booker Prize, La librería es una delicada aventura tragicómica, una obra maestra de la entomología librera. Florence Green vive en un minúsculo pueblo costero de Suffolk que en 1959 está literalmente apartado del mundo, y que

El sueño de Whitman

Imagen
Un ultraje cometido en Larache a comienzos de la Guerra Civil es la clave de esta novela. Muchos años después, el editor Claudio Valbuena recibe de manos de Julia Gadea el diario del capitán falangista Alonso Zaldívar, encontrado entre los papeles que dejó su madre. Ella aún no lo sabe, pero en realidad es la hija secreta de ese hombre cruel, supuestamente fallecido, que forzó a su madre con engaños, traicionando al marido que era su amigo de juventud. Pese a la diferencia de edad, Claudio (38) y Julia (66) inician una relación apasionada. Ambos viajan a Marruecos en busca de pistas sobre el origen de ella, con el propósito de recoger material para la edición del diario, y allí se entrevistan con un presunto hermano de Zaldívar que en realidad es el propio capitán, oculto bajo una identidad falsa. Ya de vuelta, y tras la exitosa publicación del diario (donde se da cuenta de la feroz participación de Zaldívar en crímenes horrendos), Julia enferma de cáncer, abandona a Claudio y decide

Eudora Welty

Imagen
Os traigo a una autora nueva. No quiero decir nueva, sino poco conocida. Creo que en nuestra biblioteca no hay nada de ella, pero intentaremos remediarlo adquiriendo su principal obra de la que os inserto la reseña que hace Lecturalia, ante la edición de 2009 hecha por la editorial Impedimenta: Galardonada con el prestigioso Premio Pulitzer, La hija del optimista es, sin duda, la obra maestra de Eudora Welty. En la tradición de la más brillante novela sureña —de la que forman parte William Faulkner, Truman Capote, Robert Penn Warren y Carson McCullers—, narra la historia de Laurel McKelva, una mujer de mediana edad que viaja a Nueva Orleans para hacerse cargo de su padre, un juez retirado que ha de someterse a una operación quirúrgica. El juez no logra recuperarse, y muere lentamente. Será entonces cuando Laurel emprenda un largo viaje de regreso a su hogar familiar en Mount Salus, Mississippi, llevando consigo el cuerpo de su padre, y siempre vigilada por la segunda esposa de éste,

Azahar en Sevilla

Imagen
Antes de salir a la calle para ver a Triana encendida, ante la promesa cierta de una semana llena de nostalgia, vida y olor a azahar, quisiera traer aquí, a este blog al que quizá sus seguidores accedan estos días en los ratos de calma, algunos nombres de quiénes, perteneciendo a la estirpe de Bécquer, han escrito de Sevilla y han convertido a la ciudad en maestra y dueña de sus emociones. Tantos y tan distintos escritores han plasmado en sus obras lo que esta ciudad ha sido para ellos, y también, por qué no decirlo, lo que no ha llegado a ser, porque, como todas las ciudades extremas, puede ser madre y también madrastra. Pero ahí están ese puñado de nombres, entre otros muchos que mi memoria ahora mismo no es capaz de traer a estas líneas hechas a vuelapluma: Desde Bécquer y, antes de él, Cervantes, preso en su cárcel, y Cernuda, que quiso a la ciudad que no quiso entenderlo. Y Romero Murube, Sevilla siempre en los labios, aunque él era palaciego. Juan Sierra o Rafael Montesinos. P

Pequeño homenaje a los libros

Imagen
Os presento este texto, escrito por el profesor de Educación Física Rafael Vilches, a quien encantan los libros y la literatura en general. Para ilustrarlo, un precioso cuadro de Manuel Ángeles Ortiz (Jaén, 1895-París, 1984). MI BIBLIOTECA, MI JARDÍN ZEN Por fin me he decidido. Durante los próximos días estaré de reformas en casa. Pues sí, tras ir aplazando la decisión por un motivo o por otro, por fin he decidido hacer una reforma a fondo de mi buhardilla, de mi “cueva”, de mi “sancta sanctórum”, del lugar más acogedor de mi acogedora casa. Será una reforma integral: pondré parket en el suelo, daré color a las hasta ahora blancas paredes, y sustituiré las desvencijadas y combadas estanterías, que laboriosamente yo mismo fabriqué hace ya algunos años, por otras mucho más robustas, lo cual ayudará a que el sueco Ingvar Kamprad se haga un poco más rico a mi costa. Como podréis imaginar, todo eso implica haber desalojado previamente la habitación de todo lo que allí se acumula: cie

Razones para comprar un libro

Imagen
Permitidme que, en estos días finales del trimestre, escriba estas palabras que tienen que ver con la intrahistoria de la lectura, con ese pulso interior que nos acerca a ella, con cosas difícilmente explicables. Nuestra biblioteca estos días se llena de gente. Los niños acuden con los profesores y dan vueltas en torno a los libros que están colocados sobre las mesas de la sala de trabajo. Hay tantos libros, de tantos colores diferentes, con dibujos tan atractivos. Están los cómics, algunos de gran formato; y los libros de aventuras; los clásicos y los que ahora mismo están de moda. En nuestras "Recomendaciones" de este año han triunfado todos los vampiros de los libros que los jóvenes leen y que tratan de historias fantásticas y sobrenaturales, además de las referencias que continúan sobre el niño del pijama de rayas, y algunas "rara avis" que aparecen donde menos te lo espera. Un niño con nombre chino y una letra encantadora recomienda un libro titulado, o

El rincón de los lirios

Imagen
Cerca de donde estamos se encuentra un paraíso. Carretera abajo, camino de las marismas, están las Islas del Guadalquivir, con sus mirlos, sus cigüeñas, sus pájaros de toda clase y pelaje. En los días claros, como hoy, se pueden ver en sus orillas toda clase de flores, y, a ambos lados, el espacio fangoso del arroz, que aún no se ha sembrado. Desde la Dehesa de Abajo una senda conduce a Aznalcázar y otra a Isla Mayor, la antigua Villafranco del Guadalquivir. No sé si nuestros alumnos conocen la riqueza natural, histórica y económica que se encierra en esa zona, que forma parte del preparque de Doñana y que se prolonga hasta la desembocadura del Guadalquivir. Pero, si no lo saben, tienen a su disposición y tan cerca, una forma directa de acercarse a una realidad singular, objeto de estudio de muchísimos expertos. Como todos los paraísos, éste también tiene su cronista. Se trata de un maestro, doctor en Historia, autor de varios libros sobre el tema (y sobre otros temas): José Go

El extraño caso de la lectura y la escuela (I)

Me interesa realizar una reflexión teórico-práctica sobre los conceptos lectura y escuela, desde el punto de vista de la interrelación que ambos presentan. Como todas las reflexiones, puede resultar larga, por lo que la dividiré en entregas, así pensaré (pensaremos) que en lugar de hablar de temas educativos (pues, al fin, esto es educación) estoy escribiendo un maravilloso folletín de pasiones extremas en un periódico de provincias de finales del siglo XIX. En la antigua Grecia, hablamos del siglo VI a. C., no todos los hombres tenían los mismos derechos: había ciudadanos libres y había esclavos. Pues bien, en esa sociedad tiene lugar, según eminentes estudiosos (entre ellos, uno de los más relevantes, el historiador francés Jean Hèbrard), el nacimiento de la escuela tal y como la conocemos. Y ese nacimiento está absolutamente vinculado con el hecho de la lectura (y también con la escritura, por extensión). Se trataba de que, antes de la institución escolar, solamente unos poco

Grandes Novelas: La Regenta

Imagen
Aunque Leopoldo Alas "Clarín" escribió otras novelas y cuentos, ha pasado, sobre todo, a la historia de la literatura por su gran novela "La Regenta" una de las cumbres narrativas en castellano. Seguramente muchos de los lectores de este blog han leído esta novela, pero releerla siempre es un placer y si tienes la suerte de no haberla leído, entonces puedes tener la oportunidad de sumergirte en una obra enigmática, potente, que te arrastrará desde el principio en los goces de la lectura y que te traerá a tu imaginación y a tu memoria, muchas cuestiones que van a resultarte interesantes. Leopoldo Alas, conocido por el seudónimo de "Clarín", forma con Pérez Galdós la pareja de grandes novelistas españoles del siglo XIX. De familia asturiana, nace en 1852, en Zamora, donde su padre era gobernador civil. En 1863 la familia se afincó en Oviedo, ciudad a la que le uniría una estrecha relación y que se convertiría, de alguna manera, en la protagonista

¿Quién escribió El Lazarillo?

Imagen
He aquí la gran pregunta que ha mantenido en vilo a los estudiosos durante más de cuatro siglos. ¿Quién escribió El Lazarillo de Tormes, esa obra clásica que nos han mandado leer en los colegios e institutos desde siempre? Pues vayamos por partes, porque la cosa es misteriosa y promete entretenernos más que una novela de Agatha Christie. La paleógrafa gaditana Mercedes Agulló va a publicar de inmediato una investigación en un libro titulado "A vueltas con el autor del Lazarillo". La edición correrá a cargo de la Editorial Calambur, en su colección Biblioteca Litterae. En esa investigación dará a conocer el nombre del autor del libro, que se publicó anónimamente, en el año 1554 en cuatro lugares distintos. Desde el principio pasó a engrosar el Catálogo de Libros Prohibidos y por ello su lectura fue muy selectiva, por personas que lo tenían oculto y lo habían logrado conseguir en los escasos cinco años en los que circuló antes de la prohibición. Las ediciones que volvie

El camino...de Billy Elliot

Imagen
Hay veces que se cruzan los pensamientos, que se enredan, y, cuando te das cuenta, todo se convierte en una amalgama, de forma que tienes que volver a tirar de ellos, sacar los hilos de donde se han mezclado, devanar la madeja, comenzar de nuevo... Lola Villar propuso la semana pasada que nuestros alumnos de tercero de ESO, a los que damos clase de Cambios Sociales y Género, vieran esta película. Me fío del criterio de Lola, pero no tenía mucha confianza en que me gustara. En éstas, murió Delibes y pensé, al repasar su biografía, en lo que significan la fuerza de las convicciones, sobre todo, cuando uno tiene que transitar por caminos políticamente incorrectos. Mantenerse firme en lo que uno quiere, en lo que uno desea, en lo que uno necesita... Complicado, desde luego. En la cafetería del Instituto conversé, ese mismo día u otro, no lo recuerdo, con Sema DÁcosta, uno de nuestros profesores de Imagen y Sonido. Hablamos de Antonio Sosa, el magnífico pintor y escultor de Coria del Rí

Alicia

Imagen
Tengo dos Alicias: una es Alicia Violeta, mi sobrina mayor, que ahora tiene 29 años y vive en Cádiz. Cuando paséis por esta ciudad, daros una vuelta por el centro y allí, en su tetería "El Oasis", la encontraréis, cerca de la plaza de Mina. La otra Alicia es Alicia Liddell o "Alicia en el País de las Maravillas" de Lewis Carroll. Las dos Alicias se parecen bastante, a las dos les gustan las historias, los libros, las fantasías, lo que no puede ser y celebrar el no-cumpleaños. Una es, afortunadamente, de carne y hueso y la otra vive en el universo de papel que nunca se marchita. Estos días vamos a oír hablar mucho de la Alicia de Carroll, porque han rodado una película sobre ella (van unas cuántas) y cuando eso ocurre los libros y los personajes se ponen de actualidad. Tengo una edición antigua del libro, con los dibujos originales de Tenniel, que encontré en una feria del libro antiguo y de ocasión hace años, una edición preciosa, aunque hay muchas más y cada

Se fue Miguel Delibes

Imagen
Esta mañana la radio me trajo la noticia de la muerte de Miguel Delibes, en su ciudad, Valladolid, en cuyo Ayuntamiento está ahora mismo, cuando escribo estas líneas, instalada su capilla ardiente. La radio, que escucho ahora, cuenta que la gente acude a darle su despedida con un libro suyo en la mano. Como en otras ocasiones, cuando muere un escritor famoso, más que famoso, importante, me paro a pensar en su obra y en su biografía. No sé si os he dicho que las biografías son mi debilidad. Sí, porque me imagino el Delibes niño, el Delibes joven, el Delibes maduro, el Delibes anciano, toda una vida que pasa por mil y una peripecias. He repasado la biografía de Miguel Delibes consultando fuentes diversas y he extraído algunas cosas que me han llamado la atención y que ahora os cuento en su recuerdo: Miguel Delibes nació en Valladolid el 17 de octubre de 1920. Es el tercero de ocho hermanos, su madre era María Setién y su padre, Adolfo Delibes, era abogado y catedrático de Derecho en

La Historia Interminable

Imagen
Compré hace muchos años este libro. Como en otras ocasiones me sentí atraída por la portada, por el título y, además, porque estaba escrito en tinta de dos colores. Los que lo habéis leído ya sabéis que quiere decir eso. El libro tuvo una historia peculiar, pues lo presté a una de mis hermanas y, como ella suele hacer, porque esta hermana se queda con todo lo que pilla, el libro desapareció de mi estantería. Después de muchas indagaciones a ver dónde estaba el libro, el libro se perdió (por mi parte, estoy segura de que lo tiene ella), así que tuve que comprármelo otra vez. En ocasiones he utilizado esa imagen del niño que ve, a través de los cristales de una librería, un libro que le atrae. Me recuerda también a Alicia, cuando mira el espejo que va a devolverle imágenes que no existen en la realidad. "La Historia Interminable", cuyo título original alemán es Die Unendliche Geschichte , es un libro extraño, algo desasosegante, que abre una puerta plagada de interroga

! Que venga Laura Gallego ¡

Imagen
Una de nuestras alumnas de 1º de ESO, que se llama Blanca, decía el otro día la frase que encabeza esta entrada del blog. ! Que venga Laura Gallego¡ Probablemente sea Laura Gallego la escritora más leída por los niños y, sobre todo, jóvenes, al menos en España. Sus libros conectan con la juventud y están muy bien escritos. Esto último es algo en lo que hay que reparar porque, a veces, los libros que se dedican a los más pequeños y a los adolescentes, tienen una literatura bastante marrullera. Y no es eso, no es eso... Para que esos libros tengan un sentido educativo, además del lúdico, que ya es bastante, es imprescindible que estén bien escritos. Aunque, lo cierto es que los niños y jóvenes son un público exigente que no se conforma con cualquier cosa. Laura Gallego (Quart de Poblet, Valencia, 1977) tiene una página web que pueda dar muchísima información a todos aquellos alumnos que son seguidores de sus libros. Ella nos cuenta que empezó a escribir a los 11 años y a publica

Lorenzo Silva: La estrategia del agua

Imagen
Lorenzo Silva (Madrid, 1966) es uno de esos casos de escritores que, antes de llevar a cabo su vocación, desempeñan otros trabajos, distintos y distantes de la creación literaria. En su caso, ejerció como abogado, auditor de cuentas y asesor fiscal, hasta que tuvo claro que lo suyo era escribir. En una ocasión, dentro de las actividades del Departamento de Lengua y Literatura, Lorenzo Silva estuvo en nuestro instituto, comentando con los alumnos uno de sus libros. Además, aquellos lectores que sigan la publicación XLSemanal lo reconocerán como el "cartero" que comenta y selecciona las cartas de los lectores, una de las cuales tendrá la suerte de ser recompensada con una pluma. Hace unos años, creo que en 2004, esa pluma me tocó a mí. Escribí una carta sobre no sé qué tema y al "cartero" le gustó, así que una Watermann azul se sumó a mi colección de plumas (creo que os he comentado ya que colecciono plumas, cajitas, muñecas, marcapáginas y libretas... ¿o no lo h

Un andaluz tan claro

Imagen
Desde hace mucho tiempo me vengo encontrando con Ignacio Sánchez Mejías. No sé por qué llegó a mis manos una edición de sus “Artículos periodísticos”. Un fragmento de ellos lo incluí en mi libro sobre Manolo Caracol, porque hablaba de Joselito el Gallo, pariente, como sabemos, del cantaor. Me resultaba muy intrigante su figura, sus múltiples facetas, su poliédrica personalidad, tan difícil, imposible, de encasillar, tan independiente, tan rara (en el sentido de poco corriente) en la España que le tocó vivir. Cuando estuve trabajando sobre el libro que he citado y también al investigar y escribir sobre el flamenco y las artes plásticas (sobre todo, en lo que se refiere a las vanguardias históricas), volvía a aparecer la figura de Ignacio, siempre en un telón de fondo complejo y difícil de definir. Su relación con La Argentinita, la excelente artista del baile y del cante que ha dejado para la historia del flamenco algunos hitos indudables; su parentesco con los Gallos (de la casa d