Ir al contenido principal

"Historia de la moda en España" de Ana Velasco Molpeceres





Este es el segundo libro que Ana Velasco Molpeceres dedica al estudio de la moda femenina. El primero, también reseñado en este blog, fue Moda y prensa femenina en la España del siglo XIX. Se trata de un libro muy didáctico, en el que se destaca la forma en la que la prensa española veía los asuntos de la moda. Esa doble insistencia en lo femenino, la prensa y la moda, es enormemente interesante porque abarca dos aspectos que tienen mucha relevancia a la hora de conocer las formas de vida y pensamiento de las mujeres (y yo diría, de toda la sociedad) durante un siglo fundamental para nuestra historia. De modo que su lectura es muy recomendable si se quiere ahondar bien en el tema. 

Reitero ahora aquello que escribí tras la lectura de ese libro

     Siempre he negado la frivolidad que se le atribuye al mundo de la moda. Por el contrario creo que es uno de los elementos que definen una sociedad, que la representan e, incluso, que la modelan. Además de una industria, un modo de vida, un sistema de autoempleo antiquísimo y una manifestación del carácter y del devenir de la historia. La moda tiene mucho más que ver con otros elementos definitorios de la vida de la humanidad de lo que parece. Con el clima, la economía, la religiosidad, la cultura, el sistema político. Por supuesto, con el arte, que es una de las fuentes de conocimiento y que se ha ido enriqueciendo con las aportaciones más recientes de la fotografía o la ilustración.

Efectivamente, si hay algo que estos libros demuestran sobradamente es que la moda es bastante más que una actitud individual o una cuestión de gustos, sino que entronca con los sistemas de vida, por lo que es imposible acercarse a ella sin hacerlo también a la historia de los pueblos y sociedades. Eso es lo que hace en este último libro Ana Velasco, cuya formación como historiadora viene al pelo para ofrecernos una estampa resumida pero fiable del telón de fondo de cada uno de esos momentos. 

Desde los orígenes en el mundo de la antigüedad hispana, hasta la influencia de Roma, los visigodos y Al-Andalus, pasando por la riqueza de la época medieval, que no es una laguna bárbara, como decían los historiadores antiguos, sino un mundo espléndido de realidades, para llegar, primero, a los Reyes Católicos y el Imperio como escaparate de lo español y, a partir de ahí, andar dos caminos: el que lleva a la vestimenta popular y el que lleva a la vestimenta de las élites. Las influencias extranjeras son fundamentales. También lo autóctono, el majismo, el vestido nacional y las peripecias políticas, con lo que ellas influyen en el vestir. Por supuesto, no falta lo referido a las elegantes, a la industria de la moda desde sus orígenes, y todo lo que significa la llegada de la mujer moderna. El vocabulario que nos ofrece está lleno de palabras curiosas, la mayoría de ellas desconocidas o en desuso, que dibujan un mapa lingüístico de la moda. Las imágenes acompañan este muestrario y lo ilustran convenientemente. 

Un recorrido bien trenzado, lleno de detalles, ejemplos claros y muy concretos, descripciones que enriquecen la explicación y todo ello, inserto en el mundo histórico en el que se realiza, algo fundamental, porque la moda no vive en el aire, sino en los sistemas socioeconómicos y políticos. El interés del texto te absorbe y te empuja incluso a ampliar informaciones, a buscar imágenes o a ahondar en algunas de las cuestiones que plantea. Un libro entretenido pero riguroso, con planteamientos muy certeros y que presenta un panorama amplio, cronológicamente ajustado y lleno de detalles acerca de un tema que despierta mucha pasión y mucha curiosidad. 

Historia de la moda en España. De la mantilla al bikini. Ana Velasco Molpeceres. Los libros de la catarata, 2021. Diseño de cubierta Marta García. 

Referencia de la autora: Ana Velasco Molpeceres es licenciada en Periodismo, graduada en Historia del Arte y en Geografía e Historia. Máster en investigación de la comunicación, posgraduada en cinematografía, doctora en Español, especialista en estudios de moda, cambio social, historia contemporánea y medios de comunicación. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante"

(Aibileen Clark con la niña a la que cuida, Mae Mobley Leefolt en Criadas y señoras, 2011) Una frase puede valer tanto como un tratado. La mayoría de los que escriben darían oro por una buena frase. Las frases son como las ideas: lo más difícil de hallar, lo más fácil de plagiar y lo más duradero. Una buena frase representa un logro para el que la escribe o pronuncia. Detrás de una buena frase siempre hay una idea valiosa. Y, además, una buena frase te hace pensar en cuestiones que merecen la pena.  La película Criadas y señoras (The Help, 2011, de Tate Taylor) incluye esta frase en boca de la criada negra de la niñita blanca: "Tú eres buena, tú eres lista, tú eres importante" . La criada negra no ha estudiado psicología pero ha criado ella sola a diecisiete niños. Todos ajenos. Todos blancos. Resulta incongruente cómo en esta película ( y supongo que también en la realidad que retrata) las mujeres blancas dejan a sus preciosos hijos blancos en manos de criadas

"El placer de vivir sola" de Marjorie Hillis

Para quienes piensen que este es un libro más de esos de autoayuda que nos tienen cercados hace tiempo basta fijarse en el año de su publicación original, 1936. Marjorie Hillis (1889-1971) es una pionera en todos los sentidos. Su trabajo en la revista Vogue la puso en contacto con mujeres que, como ella, llevaban las riendas de su vida. La publicación del libro obtuvo un enorme éxito. Es verdad que ella terminó saliendo del círculo de solteras independientes a las que iba dedicado: se casó en 1939. Pero eso no significa nada, salvo que esperó a casarse el momento en que encontró al hombre adecuado. Este resultó ser Thomas Henry Roulston, viudo y propietario de algunas tiendas en Brooklyn. El matrimonio duró diez años pues su marido murió en 1949.  Hillis, que llegó a ser editora asistente de Vogue, era hija de un pastor congregacional y estudió en un colegio para señoritas en New Jersey. Después del éxito de este libro escribió otro dedicado a los negocios que podía emprend

Hombres solos, hombres solitarios

Presumes que eres la ciencia y yo no lo entiendo así porque siendo tú la ciencia no me has comprendido a mí. (Soleares. Juanito Mojama) ✿✿ En los tiempos del Oeste americano, que tanta literatura ha creado y, sobre todo, tanto cine, los hombres cargaban sobre sus hombres el peso de la valentía. Ser cobarde era un oprobio. Ningún cobarde podía sacar adelante a su familia, ni mantener sus tierras, ni vivir con dignidad. Pareciera que la valentía era la moneda de curso legal. Y, sin embargo, el cine nos cuenta que los valientes o los dignos eran la excepción. Más bien hombres solos, a veces también solitarios, que, llegada la hora de la verdad, se encontraban en la más estricta y descarnada soledad. Los guionistas de los westerns eran, como se ve, grandes conocedores de la naturaleza humana, bastante más que la propia señorita Marple que decía siempre, comparando a la gente que conocía con la de su pueblo natal Saint Mary Mead, que "es la misma en todas partes