"Tormenta en Cape May" de Chip Cheek


Chip Cheek es un desconocido y esta es su primera novela. Los protagonistas son Henry y Effie, una pareja muy joven que acaba de casarse y que decide, en su viaje de novios, pasar unos días en la vieja casa familiar de la chica, allá por Cape May, junto al mar, un mar otoñal, de gaviotas varadas, de tormentas y de lugares vacíos. 

Los sitios de veraneo son inhóspitos cuando acaba la temporada. Resultan tristes y patéticos. La humedad se cuela por las puertas sin que haya forma de luchar contra ella y el suelo está pegajoso, como si el sol hubiera decidido hacer huelga hasta la próxima temporada. Los sitios de veraneo de playa están hechos para una temperatura tórrida, para vestidos de tirantes, bañadores atrevidos y paseos descalzos. Pero la pareja llega cuando apenas queda nadie y tiene que construirse una luna de miel con lo que hay, algún colmado, algún bar, poca cosa. 

Y Clara Strauss. En una de las casas de la calle de al lado, una casa grande, con piscina, jardín y amplias habitaciones, está Clara Strauss y su pandilla. Una pandilla en el más amplio sentido de la palabra. En ella hay de todo. Algunos tienen nombre y apellido y otros son, simplemente, gente. La primera fiesta a la que Henry y Effie asisten en la casa de Clara es alucinante. Beben, se ríen, charlan, pierden la cabeza y dicen tonterías. Todo da la impresión de ser normal, todo lo normal que resultan personas que divagan y que se mueven como si representaran una obra de teatro. A Effie no le gusta Clara. La conoce desde la infancia y siempre le ha parecido alguien cruel y sin escrúpulos. Pero puede haber cambiado y la pareja modifica sus planes de marcharse a su nuevo hogar para compartir con Clara y sus amigos algunos días más. Lo que ocurra en esos días puede cambiar su futuro y su presente. 

El nuevo matrimonio está empezando a construir sus cimientos. Se desconocen absolutamente y tienen que hilar despacio para que ese conocimiento no signifique hastío o pesadez. Hay momentos en los que todavía la duda baila sobre ellos, como suele ocurrir siempre en las parejas, pues ninguna está libre de esos momentos de interrogación sobre el otro. ¿He hecho bien casándome con él? ¿Es ella como yo pensaba que era? Esa es una indagación que se realiza al mismo tiempo que la relación con los otros, con ese grupo de personas que ha irrumpido en los tranquilos días del viaje. El hecho de que surjan cambia el modo en que ellos mismos se perciben. Y la prueba está en que hay cosas de las vidas de ambos que no conocen y que saldrán a la luz precisamente entonces. El matrimonio está basado en algo tan frágil como la confianza mutua y el amor correspondido. Pero incluso en las parejas más sólidas siempre existe algo que hace tambalear toda esta estructura. 



El libro se inicia con una cita del Dr. Samuel Johnson, prestigioso escritor, aforista, pensador y lexicógrafo, una de las personalidades más ilustres de las letras inglesas. La cita está tomada del número 45 de la revista publicada por Johnson "The Rambler", que apareció los martes y los sábados entre los años 1750 a 1752. El Dr. Johnson tuvo una gran influencia en el pensamiento de Jane Austen, que lo leía con asiduidad y que plantea en sus novelas dilemas morales muy relacionados con la sociedad de la época y sus conflictos. La cita, como otras del mismo autor, versa sobre la naturaleza humana, los sentimientos e inclinaciones. Viene a decir que el amor confunde los sentidos y la razón, de modo que uno se enamora de alguien que, en realidad, no es como lo vemos. Hasta que la máscara cae y nos quejamos del engaño. Tamaña reflexión casa muy bien con esta novela, en la que la efervescencia inicial del matrimonio recién contraído se va diluyendo al compás de los hechos. 

Tormenta en Cape May. Chip Cheek. Editado por Lumen Narrativa, con la traducción del inglés de mariano Peyroy. Enero de 2020. 

Fotos de la entrada: Nina Leen.