"Felicidad" de Mary Lavin


Una cuentista irlandesa. Si no por su lugar de nacimiento, sí por sus raíces y su estética. Los irlandeses nunca dejan de serlo, aunque nazcan en Boston. Eso es Mary Lavin. Una cuentista  irlandesa, anterior en su época a la gran dama de las letras de Irlanda, Edna O`Brien. Decir una cuentista irlandesa es decir mucho. Errata Naturae ya había publicado otro volumen anterior "Un café", que tuvo mucho éxito entre lectores que descubrieron a una narradora nueva en España. Este es el segundo volumen de cuentos que sale a la luz y que contiene una selección de lo mejor de Mary Lavin. La vida cotidiana puede narrarse de muchas maneras, todo depende de la mirada. Como los fotógrafos que atisban en la soledad, el silencio, el griterío o la generosidad, un destello que ha de ser reproducido, así Lavin escribe con su propio lenguaje aquello que ha imaginado, presentido o visto. Eso es, en realidad, un cuento, una llamarada, un instante, una reproducción infiel de la realidad o del sueño.

El libro está dedicado a sus dos hijas, Elizabeth y Caroline. Alice Munro le ha dedicado elogios y otros muchos autores reciben con entusiasmo literario su escritura. Mary Lavin es, también, una escritora de escritores. A ella le interesa la naturaleza humana, con todo lo que tiene de grandeza y de pequeñez. Con su carácter efímero, como las flores de ese jardín, y su voluntad de permanencia. En sus personajes están las dualidades propias del ser humano y las dudas que lo acechan continuamente. Sus cuentos son sencillos pero tienen un trasfondo poético innegable. Por eso te dejan, no solo una huella, sino una impresión. Como si fueran una acuarela o un cuadro impresionista.

Reseña de la obra (editorial):
«En este jardín no hay suficiente cobijo. Los seres vivos son muy delicados». Ésta es la única queja del jardinero Clem cuando se incorpora a su nuevo trabajo. A los pocos días, su extraordinaria mano con la tierra y las plantas anulará la falla: el jardín se llena de recovecos y escondrijos en los que habitan no sólo animales y personas, sino también el amor, la compasión, la felicidad y un gran misterio sobre el pasado de su familia.

Destacamos aquí el relato «El jardinero nuevo» no sólo por su indiscutible belleza, sino porque esa frase de Clem, como una suerte de poética, encierra algo fundamental sobre el arte de Mary Lavin: nadie como ella conoce y custodia la delicadeza de los seres vivos. Sutileza y precisión, imaginación y vida definen los cuentos de la autora irlandesa.

Sin duda, todos los textos de este libro podrían ser considerados jardines perfectos, en los que nos encontraremos con la enérgica insistencia de una madre en la felicidad a pesar de las sucesivas tragedias a las que ha hecho frente; la larga cicatriz en forma de hoz en el brazo de una hija; el absurdo accidente que postra a Annie en el hospital durante semanas y revoluciona a todo un pueblo, en especial a los miembros de la Iglesia; el día en que una joven esposa, que se convierte al catolicismo de su marido, sufre un aborto espontáneo… Las bellísimas historias de Mary Lavin, muy irlandesas por su tono y carácter, están firmemente ancladas en el día a día de toda experiencia humana.

Tras la extraordinaria acogida de En un café, que publicamos en 2018, presentamos ahora Felicidad, quizá el más apreciado de los libros de relatos de Mary Lavin. Una obra que nos habla de tú a tú con una intimidad conmovedora.



Reseña de la autora (editorial):
Mary Lavin (1912-1996), hija de padres irlandeses, nació en East Walpole, Massachusetts, Estados Unidos. Cuando cumplió diez años, su familia regresó a Irlanda. Sus cuentos se publicaron en revistas como Atlantic Monthly, Harper’s Bazaar y The New Yorker. Su primer libro de relatos, Tales from Bective Bridge, apareció en 1942: fue un gran éxito de crítica y público y ganó el Premio James Tait Black Memorial. Más adelante, recibió la Guggenheim Fellowship en dos ocasiones y el Premio Katherine Mansfield. En 1992 fue nombrada Saoi de Aosdána, el más alto reconocimiento literario irlandés; no en vano, V. S. Pritchett dijo de ella: «No se me ocurre ningún escritor que haya profundizado más, y con menos miedo, en el corazón irlandés».

Felicidad, de Mary Lavin, ha sido publicado por la editorial Errata Naturae, con la traducción de Regina López Muñoz, en noviembre de 2019, en la colección El Pasaje de los Panoramas. 

Comentarios