Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Decir el verso

Aunque pueda llamarse a engaño, esta entrada no va del teatro del Siglo de Oro. No. Hablo de mayo, el mes de las Primeras Comuniones. En mi casa se dice, simplemente, "hacer la Comunión". Siempre que llega este mes, cuando veo a los niños vestidos de marinerito, a ellas de  de organdí blanco o, a los más barrocos, de capitán general, recuerdo el día de mi Comunión. La imagen aparece diáfana, la sensación de madrugar, la muda de ropa interior de algodón blanco bordado, el vestido, que había cosido mi abuela sobre una magnífica tela de batista suiza también bordada...Mi memoria llega hasta la iglesia de la Pastora y al niño que me acompañaba en la fila, un guapísimo Manuel Blandino. También veo el altar mayor de la iglesia, con esa imagen de la Virgen rodeada de ovejas, una de las cuales, la del centro, trisca a su antojo, se iré y no tiene ninguna prudencia en su conducta. Es una oveja muy descarada.  Pero, seguramente, lo que más me llama la atención es el hecho de que f