Entradas

Entrada destacada

"¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?" de Jeannette Winterson

  Jeanette Winterson reunía muchas papeletas para ser una persona infeliz. La naturaleza no es sabia, siempre lo digo, y la igualdad de oportunidades es una entelequia, un cuento chino. Hay personas afortunadas y otras que no lo son, en un reparto injusto, lleno de preferencias increíbles y de absurdos disparates.  Luego está la vida. Jeanette Winterson al igual que otros antes que ella y después de ella, tenía un talento inexplorado que se reparte no sabemos por qué. Es un talento compensatorio, de modo que suele surgir allá donde las personas están rodeadas de eriales. Es un fruto hermoso, que puede saciarte el hambre y aliviarte la sed. Ese don es el de la escritura. Es el don de la escritura el que convierte a Jeannette Winterson en la persona que es y no en la que podía haber sido.  Ella nació en los años cincuenta, los mismos años en los que Edna O'Brien , nacida en 1930, tenía que buscar tiempo donde no lo había para poder escribir algo que le rondaba la cabeza y que esta

Fernando Quiñones, vida y obra. Por Antonio Rincón Muñiz

"Tormenta en Cape May" de Chip Cheek

El amor es un rito de belleza

"Amar a Lawrence" de Catherine Millet

"Como cambia el mar" de Elizabeth Jane Howard

"El peor cameo de la Historia (y el Adversario)" por El Extranjero

Un racimo de uvas...y un cuadro impresionista

Tráeme ese ramo de lilas

"Normas de cortesía" de Amor Towles

"Y una extensión desierta nos separa"

Que son tus ojos dos soles

Las estrellas se asombraron

Ojos azules, manos temblorosas